CASINO MONTREAL UNA NUEVA APUESTA MUSICAL DESDE EL BIERZO

510
0

Casino Montreal es una banda de Ponferrada (El Bierzo) formada por los hermanos Miguel (voces) y Elías Rivas (voces y guitarras), Marcos Pardo (guitarras) Sam Briz (bajo), Pablo Guerra (efectos) y Mauro Otero (batería).

Cada uno de ellos, trae a sus espaldas más de una década de experiencias en los escenarios. Una década de viajes imposibles en furgoneta, conciertos en los peores antros y en algunos de los festivales más populares de España; Sonorama, Marisquiño, Gigante y Planeta Sound, entre otros.

La banda nace en el barrio ponferradino de Vallecas cuando unos jóvenes hermanos Rivas, recién entrados en la edad adulta, llevan ya algún tiempo intentando hacer sonar sus guitarras.

Una vez se despierta su curiosidad por saber cuál sería su sonido con una formación de banda completa, deciden llamar a sus amigos de la infancia para formar The Morgans, banda con la que harían discos de sonido «brit» con tesituras épicas entre 2012 y 2022.

Los primeros años de esta banda transcurren mientras cumplen objetivo tras objetivo.

Los primeros bolos en las salas de referencia en la ciudad, los primeros festivales, las primeras salidas fuera de la provincia, los primeros viajes a Radio 3, las primeras buenas reseñas, los primeros récords y en definitiva, las primeras aventuras.

Su primer álbum fue «Robber of Souls» y con su sonido hardrockero la banda encontró una audiencia. Su segundo LP «The Island» fue grabado con Martí Perarnau y Ramiro Nieto y mezclado por Luca Petricca en los estudios Reno de Madrid. Conservó la esencia del primer álbum, pero fue mucho más lejos en cuanto al desarrollo de las canciones. Para su tercer disco se fueron a El Puerto de Santamaría a casa de Paco Loco donde grabaron «Like a Queen«. Un disco repleto de estribillos y melodías que nos llevaron a los 1970’s sin perder el sello personal de la banda. A lo largo de su trayectoria desarrollaron un sonido «brit» muy personal. Esto provocó que un multimillonario, el CEO de una enorme multinacional, bautizara Ponferrada como «La nueva Liverpool

En 2022, tras notar el desgaste de los años y la necesidad de conectar más con las personas que les siguen, deciden dar carpetazo al proyecto The Morgans para crear uno nuevo bajo el nombre de Casino Montreal donde la principal novedad es su paso al castellano

En 2023 lanzarán en primavera su álbum debut «El Hombre Excepcional» grabado en el estudio ‘El Castillo Alemán’ por Carlos Hernández (Leiva, Viva Suecia, Carolina Durante, Los Planetas).

Este disco contiene 9 temas de rock indie en castellano donde destacan los estribillos implacables y las contundentes bases rítmicas. Todo ello coloreado por líneas de efectos que se llevan las canciones a ese lugar desconocido que la banda nos invita a visitar.

Las letras trazan la figura de el hombre excepcional, y narran lo difícil que es para una persona encontrar su propio camino. Disyuntivas que se repiten a lo largo de este trabajo y que dan forma a esta suerte de disco conceptual.

Reflexiones del día a día que asaltan a cualquiera en un día cualquiera. Versos sencillos que huyen de lo rimbombante, pero a su vez son contundentes como la derecha de Tyson Fury

El nuevo single de Casino Montreal, titulado “Los Dos”, es un fuerte representante de su sonido pop-rock-indie. Con su combinación de guitarras contundentes, líneas de efectos y letra profunda, «Los Dos» es una canción llena de significado y sentimiento.

La letra se enfoca en la evolución de las personas, el paso del tiempo y el arte de volver a empezar. Cuenta con frases afiladas que conforman el imaginario de la canción.La base instrumental de “Los Dos” es vibrante y pegajosa, con un riff de guitarra llamativo y un ritmo de batería sólido que mantiene a la canción en movimiento. El estribillo, una de las especialidades de Casino Montreal, es una combinación de distorsiones, efectos y melodía que nos transporta a los grandes estribillos del pasado sin perder la sensación de contemporaneidad. En resumen, “Los Dos” es una invitación para los amantes de los estribillos épicos y una muestra del poderío sonoro de Casino Montreal.