ULISES MESSNER DESPLEGA SU MEJOR POWER POP EN «TRECE»

587
0

Trece es la confirmación de un proyecto que nació confinado pero que 
definitivamente se asienta y se hace adulto.
Ulises Messner nos ofrece 8 canciones ya compuestas, producidas y 
grabadas en condiciones de normalidad, demostrando que esto era más que 
un entretenimiento pasajero.
En esta entrega, descubrimos muchos mas matices pero siempre con un 
sello cada vez mas reconocible. El tándem que forman este experimentado 
músico madrileño y el productor Carlos Hernández Nombela, resulta efectivo y 
contundente. Al más puro estilo del power pop adulto más clásico, 
recordando a los referentes del género como Weezer, Teenage, Nada Surf…
todo sin perder eso si, la esencia y sello distintivo que confiere a sus 
canciones.
Las guitarras siguen llevando el peso y reposan sobre unas bases 
contundentes ejecutadas a la perfección por Roberto Aracil (Pereza, Buenas 
Noches Rose entre otros…) en la batería.
Esta colección consta de ocho artefactos musicales de fácil ingesta, que 
cuanto menos captarán la atención de los más escépticos. Encolados con 
unas melodías pegajosas que nos van contando historias que cualquiera 
podrá hacer suyas. Unos textos cuidados que nos hablan de situaciones 
comunes, de sensaciones, de vivencias colectivas relatadas con precisión 
para instalarse en el subconsciente del oyente..
Como adelanto, nos llegó “VAMOS A PERDERNOS “, una canción 
contundente que es toda una declaración de intenciones de lo que está por 
venir en esta colección. Cabalgando sobre un reff de guitarras hipnótico, la 
canción discurre sin abandonar la intensidad desde el primer golpe de caja. 
Además, encontramos un tema más íntimo, “Alas Rotas“, con el que Ulises 
Messner nos muestra que también puede abandonar los registros más 
decibélicos para mostrarse sutil y delicado. Una perla para degustar en 
soledad.
Y como bonus track, esta colección incluye la versión del clásico de Rafael 
Perez Botija que popularizase en nuestro país Pablo Abraira, “Gavilán o 
Paloma“. Una revisión de un clásico alejado en principio de su registro pero 
que Ulises ha sabido reconstruir para traernos una lectura alejada de la 
original.
Ulises está aqui. Y sigue creciendo sin renunciar a influencias más pretéritas, 
sin pretender ajustarse a modas. Un discurso narrado con las herramientas 
de siempre. Las que permiten que estas canciones suenen con la honestidad 
que suenan.
Y por si todo esto fuera poco, Ulises ya prepara su desembarco en los 
escenarios. Mientras todo va tomando forma, disfrutemos del viaje.